Ricardo Arjona vs. Marketing Managment Group, ¿Cómo terminó todo?

0

El último concierto del cantautor guatemalteco Ricardo Arjona que tuvo lugar el pasado sábado 10 de febrero en el Estadio Quisqueya,  terminó  en desastre cuando los empresarios Saymon Díaz y Félix Cabrera a través de la empresa del primero, Marketing Management Group decidieron  incautarle los equipos que utilizaba para sus presentaciones en su gira ´´El Circo´´, impidiendo así la salida del artista del país, con el propósito de ajustar unas cuentas que según decía el señor Díaz tenían pendientes desde 2008, a causa de un concierto que no llegó a realizarse por parte del cantante.

En la búsqueda de quien llevaba la razón, el sr. Jorge Naranjo, que en el momento de la venta del concierto por el que se ha creado la disputa, era el Gerente de Ventas de Conciertos del intérprete de ´´El Problema´´, dijo que por causas profesionales y el manejo que llevaba de sus conciertos decidió dejar de formar parte de su equipo. Y a la vez confirmó que la empresa del Sr. Saymon Díaz había efectuado el adelanto y no tenía información de que el artista se lo hubiera devuelto cuando decidió realizar otro concierto en el país, en vez del que tenía pautado con el sr. Díaz.

Además existen informaciones de otras ocasiones, en las que el artista había actuado de forma similar, incumpliendo contratos de conciertos e incluso una ocasión en la que tuvo otro embargo de sus equipos, este hecho sucedió en Argentina,  el 5 de diciembre del 2017, a mano de la productora 6 Pasos que tuvo que recurrir a estas acciones para que el artista cumpliera con el último de 6 conciertos que habían acordado.

El artista y su representante legal en la República Dominicana, el licenciado Luis Aybar, respondieron con indignación alegando que el incauto de los equipos se realizó de manera ilegal, sin una orden judicial y de forma brusca e injustificada, además evitaron tocar el tema de si la devolución del adelanto de US$75,000 que el empresario Saymon Díaz había efectuado para la realización de un concierto en la República, hasta que luego de mostrar su indignación y enviar una carta al Sr. Presidente Danilo Medina, pidiéndole que interfiriera en la devolución de sus equipos,  para así poder continuar con su gira, cuando el Sr. Arjona hizo una publicación en Facebook, donde decía que había enviado cheques en más de una ocasión para efectuar el pago y mostrando imágenes de los mismos y que el sr. Díaz se los había devuelto.

Luego de esto el Lic. Aybar anunció que iban a proceder a demandar al empresario Díaz por la forma ilegal e injustificada en la que había incautado los equipos de la gira interfiriendo en las presentaciones futuras del artista y dijo que el tenía los nombres de los involucrados en el suceso y fotos que servían de prueba de que el acto se realizó de forma que ellos califican vandalista y brutal.

Luego de que el viernes 23 de febrero el magistrado Caraballo dispusiera que el caso sería decidido el 28 del mismo mes  por la magistrada Daisy Miguelina Abreu Urbáez, primera sustituta de la presidencia de ese tribunal. El empresario Saymon Díaz respondió que el sr. Arjona y su abogado habían procedido de la peor manera y que él tenía pruebas de incumplimiento de contrato, además dijo que Arjona y su equipo se habían burlado de más de uno en la isla, que querían desviar la atención acusando a la policía para evitar abordar sus responsabilidades y que la forma en la que lo habían atacado personalmente demostraba que el artista era un payaso de circo, a pesar de que en una entrevista el Lic. Aybar aclaró que sus acusaciones no iban dirigidas ni al sr. Díaz, ni al sr. Cabrera, sino a la empresa del primero Marketing Managment Group.

A final de cuentas el pasado 19 de este mes de marzo el empresario Félix Cabrera declaró públicamente que había llegado a un acuerdo amistoso con el artista guatemalteco luego de compartir con él una cena en la que no intervinieron terceros y que automáticamente salió de la reunión, llamó a su abogado el doctor Julio Cury y le mandó a retirar la demanda en contra del artista, además puntualizó que ni él, ni su abogado habían promovido el embargo de los equipos del artista.